dimarts, 29 de juliol de 2014

El silencio de los hombres

Antonio Bueno, notable poeta, compañero de exploración de masculinidades, amigo querido, amén de otras virtudes que ya no voy a detallar, hace unos días nos compartió este texto. Más que una mera reflexión intelectual, sale del alma y se dirige a tocar el alma masculina. Por su interés lo reproduzco aquí

Hay una forma de abuso infantil en el que se subestima la sensibilidad del niño, sobre todo si es chico, al compararla con la adulta. Así, no se le permite expresar sus emociones —sobre todo de dolor— porque no se consideran importantes.
El adulto, sin recordar su niñez, no valora las emociones del niño, piensa que son tan pequeñas como él, insignificantes en comparación con su propio dolor, su sufrimiento.
Ese mensaje lleva su comportamiento, cuando no lo dice literalmente.
El niño sensible se calla entonces sus emociones, a veces incluso sintiéndose culpable o injusto ante el dolor de sus padres.
El joven también se calla lo que siente, o sólo en parte, pues quizá exprese su rabia, su miedo o su tristeza disfrazándolas de indolencia, de descuido, de aburrimiento, de rebeldía o de ira.
Y más tarde, ya adulto, seguirá haciéndolo.
Y puede pasar que de las palabras acabe desconfiando, pensando que es tanto lo que hay que expresar, acumulado o profundo, que las palabras son incapaces de conseguirlo.

Esta puede ser una de las causas del famoso “silencio de los hombres”.
Un hombre no llora su dolor, no expresa sus emociones.
No debe sentir dolor. Y si lo hace, debe callárselo.
De ese no expresarse hay un paso a no sentir, o a no advertir lo que se siente, roto el contacto con su interior.
Tanto se ha endurecido el corazón.

4 comentaris:

  1. "Va vinga, no ploris que no n'hi ha per tant!" Ho he dit als meus fills unes quantes vegades quan s'han donat un cop o s'han fet mal. Segurament no m'he sabut posar al seu lloc de nens, o potser m'estaven aixecant la camisa... En tot cas el text convida a la reflexió. Ben trobat, Enric.

    ResponElimina
  2. He leído recientemente dos frases de Nietzsche que me han dejado con ganas de conocer mucho más acerca de su punto de vista en relación con las siguientes sentencias:

    ""Las naturalezas activas y exitosas no obran según la máxima "conócete a tí mismo", sino como si tuvieran presente la orden "quiérete a ti mismo", así llegas a ser tú mismo.""

    "Mi tarea pasa por reivinidicar, como propiedad y producto del hombre, como el más bello adorno, como su más bella apología, toda la belleza y subliminidad que hemos prestado a las cosas e ilusiones. El hombre como poeta, como pensador, como Dios, como poder, como compasión. ¡Oh, suprema y regia generosidad con la que ha regalado a las cosas para empobrecerse él y sentirse miserable! Aquí sí que ha sido tremendamente "desinteresado": admirando y adorando sin saber ni querer saber que él creaba lo que admiraba..."

    Como tengo la impresión de que tú eres más nietzscheano que yo te invitaría a que las explorases en profundidad. Yo por mi parte pienso hacerlo.

    Un saludo

    ResponElimina
  3. NIetzsche es una fuente inagotable de inspiración, no siempre cómoda. Estos dos aforismos, como dices tu, requieren una exploración en profundidad en lo que proponen, no basta con una lectura rápida para recoger su propuesta. Desde la psicología pop se trata mucho el tema de la "autoestima", y no lo hacen mal; Sin tanto discurso, sólo con estas dos frases, ya nos lleva a algo más profundo que la mera autoestima new age de "yo soy maravilloso". Gracias por compartir, siempre va bien dejarse acompañar por frases como estas de tanto en tanto.
    Saludos

    ResponElimina